En Oaxaca Hoy
Sin categoría

¿qué ha sido de sus protagonistas? – NSS Oaxaca

EL PAÍS

ANDREA JIMÉNEZ

Madrid -Hace 25 años, el barco más conocido de todos los tiempos terminaba en el fondo del océano Atlántico Norte después de chocar contra un iceberg, y un jovencísimo Jack Dawson no se subía a la tabla que le podría haber salvado de morir en aguas heladas. O, al menos, eso ocurrió en la gran pantalla. La realidad es que la película más taquillera de la historia hasta 2009 se basó en lo que le ocurrió al RMS Titanic, un transatlántico británico que se hundió en la noche del 14 de abril de 1912 cuando realizaba la ruta Southampton-Nueva York con 2.787 pasajeros a bordo, de los que 1.518 murieron por ahogamiento o hipotermia.

Una tragedia en la que se inspiró James Cameron para narrar la historia de amor entre dos jóvenes de clases sociales muy diferentes: el humilde Jack Dawson (interpretado por Leonardo DiCaprio), que consiguió subirse al Titanic tras ganar una partida de cartas, y la joven de alta sociedad Rose DeWitt Bukater (interpretada por Kate Winslet), que viajaba junto a su prometido Cal y su madre. Una vez se conocieron, bastaron unos días para fraguar una historia de amor que el espectador pudo vivir de manera intensa. El final de este amor, al igual que su banda sonora de la película interpretada por Céline Dion, ya es parte de la historia del cine.

Cuando Leonardo DiCaprio (Los Ángeles, 48 años) protagonizó Titanic (1997) no era un desconocido para Hollywood. Su debut como protagonista fue en Vida de este chico (1993), con 19 años. Un año después, obtuvo su primera nominación al Oscar como mejor actor de reparto con ¿A quién ama Gilbert Grape? (1994). DiCaprio se convirtió en apenas cinco años en uno de los actores más reconocidos de la industria cinematográfica estadounidense. Éxito que reconfirmaría en Titanic. Pero a punto estuvo de no formar parte de la película por su mala actitud: “Tú estarás haciendo otras cinco cosas mientras estoy haciendo la edición. Así que no voy a joderla tomando la decisión incorrecta de casting. Si no lees, no te doy el papel”, relató el director James Cameron 25 años después sobre cómo fue trabajar con DiCaprio.

Poco más se puede decir de este actor que encadena por decenas las películas exitosas. En 2005, volvió a estar nominado al Oscar a mejor actor por El Aviador (2004), aunque no consiguió llevarse la estatuilla. Lo mismo que le ocurrió en 2007 con Diamante de sangre (2006). Después llegarían otras nominaciones, como por su trabajo en El lobo de Wall Street (2013). El reconocimiento tardó en llegar. Después de cinco premios perdidos, recibió la estatuilla en 2016 con El renacido. Su último éxito llegó de la mano de Netflix a finales de 2021, No mires arriba, que en unas horas se convirtió en una de las películas más vistas de la plataforma en su historia. En lo que se refiere a su vida personal, ha protagonizado recientemente miles de comentarios en medios y en las redes sociales por la edad de todas sus parejas: ninguna supera los 25 años, a pesar de que prácticamente él les dobla la edad.

Kate Winslet (Reading, Reino Unido, 47 años) interpretó a Rose DeWitt —a quien también en la película daba vida, en su versión anciana, la fallecida Gloria Stuart—. La actriz se dio a conocer gracias a su papel en Criaturas celestiales (1994), aunque no se trataba de su primera película. Su carrera en Estados Unidos comenzó dos años después, cuando protagonizó Jude (1996) y Hamlet (1996) y estuvo nominada a su primer Oscar gracias a Sentido y sensibilidad (1995). Pero el reconocimiento internacional no tardó en llegar. Su interpretación en Titanic le valió una segunda nominación al Oscar, aunque no se lo llevó. El día del estreno de la película no acudió, estaba pasando por uno de los momentos más complicados de su vida: la muerte de su primer amor por cáncer de huesos. Aunque ya no estaba con él, la relación seguía siendo buena.

Desde ese momento, su popularidad fue creciendo con cada producción en la que participaba. Cuatro años después de su última nominación a la estatuilla, Winslet volvió a estar entre las candidatas por Iris (2001). No sería hasta 2008, con El lector, en la que da vida a una mujer acusada de crímenes nazis, cuando recibiría su primer y único Oscar. Hace apenas unos días, se estrenó Avatar: El camino del agua (2022), en la que la actriz y el directo vuelven a trabajar juntos después de 25 años. Y eso que James Cameron ha reconocido que la actriz salió de Titanic “un poco traumatizada por la escala de la producción” y que ella dijo que no iba a trabajar a no ser que le pagaran mucho dinero.

El destino de Billy Zane (Chicago, EE UU, 56 años), actor que interpretó al prometido de Rose, Cal, ha sido muy diferente al de los dos protagonistas. A pesar de que no ha estado alejado de las cámaras, en estos 25 años no ha cosechado el mismo éxito que sus compañeros de rodaje. Su primer papel fue en Regreso al futuro (1985) y cuatro años más tarde en la segunda entrega. No dejó de trabajar hasta que en 1997 le llegó la oportunidad de aparecer en Titanic, donde interpreta a un enamorado que lo intenta todo para separar a su prometida del joven humilde que ha conocido en el barco. Después, apareció en películas como El creyente (2001) e incluso en la pequeña pantalla con The boys (2019). Zane, que interpretó al malo de la película vivió cómo después todos le categorizaron como tal. “Fui sinónimo de personaje malo entre los directores de casting. Eso te fuerza a convertirte en alguien un poco más creativo”, explicó en una entrevista en 2021.

Otra de las grandes protagonistas de la película es Ruth DeWitt, la madre de Rose, interpretada por Frances Fisher (Milford on Sea, Reino Unido, 70 años). El personaje se convirtió en uno de los más odiados del filme por su interés en que su hija se casase con Cal. Sin duda, Titanic fue la producción que la hizo más conocida, a pesar de haber trabajado en otras cintas anteriormente como Sin perdón (1992). Desde entonces, Fisher ha participado en más de 22 películas, entre las que destaca Casa de arena y niebla (2003) y Las leyes de la atracción (2004). Además, también ha tenido papeles en numerosas series, como Anatomía de Grey (2005) y CSI: Las Vegas (2011).

Kathy Bates (Memphis, EE UU, 74 años) interpretó a uno de los pocos papeles de la película basado en un personaje del Titanic real: Molly Brown, conocida como la insumergible, ya que fue una de las supervivientes del hundimiento. Bates lleva en la industria cinematográfica desde hace más de 40 años, en los que no ha parado de trabajar en películas, series y teatro. Su actuación en Misery (1990) está reconocida como una de las mejores interpretaciones femeninas de la historia del cine. Tanto que le valió para conseguir su primer y único Oscar, a pesar de haber estado nominada cuatro veces a la estatuilla. Gracias a Tomates verdes fritos (1991), Titanic y a la sátira política Primary Colors (1998) —con la que estuvo a punto de conseguir su segunda estatuilla—, la actriz volvió a vivir una de las mejores décadas de su carrera artística. Más tarde, estaría nominada por su interpretación en películas como A propósito de Schmidt (2002) y Richard Jewell (2019).

Victor Garber (London, Canadá, 73 años) interpretó al ingeniero encargado de la construcción del Titanic, a quien todos culparon del hundimiento. Una de las escenas más recordadas de la película la protagoniza él junto a Jack y Rose: la pareja intenta salvar su vida, mientras que el ingeniero espera sentado la hora de su muerte. Garber lleva 43 años en el mundo de la interpretación, más de 30 películas y 35 series, entre las que destaca su papel en Algo para recordar (1993), Annie (1999), Mi nombre es Harvey Milk (2008) y Argo (2012).

Otro de los personajes que fueron culpabilizados por el hundimiento del barco fue el capitán del buque, Edward John Smith, interpretado por Bernard Hill (Manchester, Reino Unido, 78 años). Su última escena, en la que aparece agarrado al puente de mandos cuando el agua rompe los cristales, es una de las más recordadas del trágico final que vivieron casi todos los personajes de la película. Su primera aparición en el cine fue en Gandhi (1982); luego seguirían papeles en Los demonios de la noche (1996). Años después, aparecería en la segunda y tercera entrega de El señor de los anillos (2002-2003) interpretando al Rey Théoden de Rohan. Su última película fue en 2012, El alucinante mundo de Norman, y lleva sin trabajar desde 2017.

25 años de una de las películas más recordadas de la historia y también de las más laureadas, pues no ha perdido su posición como una de las películas con más Oscar de la historia. Se llevó un total de 11 estatuillas, lo que la coloca en lo alto del podio con Ben-Hur (1959) y El señor de los anillos: el retorno del Rey (2003), la tercera parte de la saga en la que aparece Bernard Hill. Aunque se ha emitido en televisión hasta la saciedad, el final trágico de los dos amantes continúa enganchando a todos los espectadores. Todo ello a sabiendas de lo que pasó la fatídica noche del 14 de abril de 1912.

Enlace a la fuente

Noticias relacionadas

“Luis de Llano manipuló y disfrazó de afecto su abuso” – NSS Oaxaca

En Oaxaca Hoy

Ocupa Oaxaca octavo lugar en captación de remesas y tercer lugar en repatriaciones – NSS Oaxaca

En Oaxaca Hoy

Se prevén tormentas durante la tarde por onda tropical número 11 – NSS Oaxaca

En Oaxaca Hoy

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más